Ventilador vintage

Ventajas del ventilador

Cuando llega el verano, las noches de calor pueden volverse insoportables y pegajosas :D Para evitar esto, y no enfermarnos con el aire acondicionado, lo mejor son los ventiladores de techo. El aire que nos proporcionan es de la misma temperatura del ambiente, pero es suficiente para mantenernos frescos y poder dormir cómodos.

Tipos de ventiladores antiguos

Hay varios tipos según el espacio adonde vayamos a colocarlos. Están los ventiladores de techo, de pared o de pie, que a su vez pueden ser grandes y con base, o bien más pequeños para tenerlos sobre un mueble. Ahora se pueden elegir variados diseños, colores, materiales y estilos. Un ventilador vintage, quedará bien donde sea que lo ubiquemos. Además son antiguos por fuera, pero traen toda la tecnología actual. Se pueden regular, tienen varias velocidades, y la mayoría trae mando a distancia. Los materiales más utilizados son la madera, el plástico, el latón, el hierro y el acero. Los colores básicos son tonos neutros, como el plateado, el beige, marrón, gris y negro. Pero también están los de colores vivos y pasteles, según los gustos de cada uno. Lo bueno de los ventiladores de techo, es que suelen venir con luz. Traen una tulipa o solo la bombilla. La luz también suele ser regulable en intensidad. Son muy prácticos y duraderos. Además, ahora todos son de bajo consumo, y eso es importante para nuestro bolsillo.

Ventilador antiguo para decorar

No caben dudas de que el estilo retro de los 40 y 50 vuelve a estar de moda en todos los modelos de ventiladores. Sus aspas de metal gigantes llenan de elegancia cualquier ambiente. El ventilador industrial es el más demandado, por sus líneas redondeadas y su aire industrial, como rescatado de aquella época dorada del pasado.

Ventilador de mesa para la cocina

Se trata de una joya para los amantes de este estilo tan buscado. Su aspecto añejo y gastado es lo que le impone un valor añadido. Aun se pueden comprar ventiladores originales de aquellos años. Pero no olvidéis que aunque haya sido restaurado, puede que aun funcione a 125V (y no a 220V), por lo que se deberá conectar con un adaptador o transformador de corriente eléctrica. El ruido característico de su motor lograra transportarnos a otra época mientras cocinamos.

Ventilador de pie

Un objeto que no puede faltar en una casa ambientada en los años 50. Sera el centro de atención en tu salón comedor. Antiguamente se usaban en las aulas delos colegios, pero hoy podemos lucirlo en nuestro hogar como un trofeo. Su aspecto industrial no pasa desapercibido y esto es lo que lo hace tan atractivo.Ideal para relajarse y compartir con amigos o familiares en un día, o noche, de verano.