Regalos de madera vintage

Los regalos suelen hacerse en fechas puntuales, como aniversarios, cumpleaños, bodas, fiestas, fin de año, y muchas más ocasiones. Pero por otro lado, tampoco hace falta una ocasión concreta para hacer un regalo. No hay “reglas” para este gesto. Incluso es más lindo que te hagan un regalo “porque si”, ya que eso demuestra cuánto piensa esa persona en ti, cuánto le importas, y quiere demostrártelo. ¡¿¡A quién no le gusta regalar cosas?!? Si es lo más bonito que existe. Y la clave está en que sea una sorpresa, ya que así es aún más emocionante.

Por eso, en esta sección hemos preparado para ti una selección de los mejores regalos vintage que existen.Regalos originales llenos de historia y el encanto único de años pasados. Con estas propuestas, no hay manera de que falles, ya que se trata de un estilo universal que cada vez pisa con más fuerza. Además, hay que tener en cuenta que la mayoría están fabricados a mano por artesanos que cuidan hasta el más mínimo detalle. Y eso le otorga un valor agregado muy importante.

Monóculo

Este tipo de «gafas» servían para un solo ojo. Era un lente circular con aumento y tuvo su apogeo a finales del siglo XIX. El uso del monóculo siempre estuvo asociado a la alta sociedad, familias con mucho dinero. Con el paso del tiempo, se dejaron de lado, a causa de los avances científicos. El defecto más destacado era que un monóculo podía caerse fácilmente con una simple expresión facial, y por ello su coste era elevado.
Hay tres tipos de monóculo.
1) El primero es un aro de metal con su lente, que se ajusta a la forma del ojo.Fue muy utilizado en Inglaterra desde la década de 1830.
2) El segundo apareció en la década de 1890, y era más elaborado. El marco era diferente y no rozaba las pestañas. Generalmente se hacía a medida del ojo, por lo cual era bastante caro.
3) El tercer estilo de monóculo era sin marco. Era una pieza de cristal con borde cerrado para que se sujetara correctamente. Y se le agregaba un agujero en el lateral para poder pasar un cordón, con menor riesgo de caerse y romperse. Éste fue muy popular a comienzos del siglo XX.

Características del reloj de bolsillo

Tradicionalmente considerado un artículo de lujo, era utilizado generalmente por hombres y además, de clase alta y adinerados. Fueron los primeros relojes»portátiles». Poseían un mecanismo preciso y complejo. Pero que no siempre daban la hora exacta. Se los consideraba elegantes y sofisticados, por su coste y diseño exclusivo. Venían con una cadena larga que se enganchaba a la ropa, y evitaba posibles caídas y roturas. Tenían una tapa que protegía el cristal. Hoy en día, es posible encontrar relojes de bolsillo con variados diseños, en diferentes tamaños y materiales. Y tú, ¿Te animas a usar un reloj de bolsillo?